viernes, 4 de mayo de 2012

Relojes


Una vez todo lo tuve, pero no me alcanzó para ser feliz.
Hoy que ya no estás, que ya todo quedó atrás, que mi reloj se pausó todo lo perdí. Hoy, todo lo perdí; hoy todo lo tuve y todo lo perdí.
Creo que uno nunca se imagina perder a alguien tan importante: yo nunca lo hice. Todo este tiempo estuve ciega a tu lado, todo este tiempo me fui quedando sin aire. Hasta que te perdí, y, entonces, solo entonces pude descubrir que sin ti no se vive feliz.
La felicidad que tanto perseguí, la tuve todo el tiempo a mi lado y hoy, hoy que ya no está no sé como recuperarla.
Por un tiempo todo quedó pausado en mi vida, todo fue un vaivén, un remolino en el que estaba hundida, un vuelo sin llegada.
Pero ese día, ese 1 de diciembre lo supe todo. Supe que te había perdido y no había forma de que regresaras. Todo lo perdí un 1 de diciembre.
No hay camino atrás, no hay forma de llegar. No hay quién te guíe a la entrada, ni quién te acompañe a tu felicidad.
Un día cualquiera puede no ser un día más, un día cualquiera puede ser el día de aterrizar.
A las 7 era feliz, 7 y media ya no lo era más. En 30 minutos mi camino se marcó, tan solo 30 minutos. Llegué a la partida y cuando miré ya no estabas para comenzar conmigo otro camino en la vida.
El camino siguió y ya no había forma de parar el reloj. Ya todo estaba marcado, no podía seguir esperando. Ya todo estaba dado: en el camino no estabas a mi lado.
Ocho meses después, mi reloj comenzó a caminar, comenzó a marcar los segundos, minutos y horas que antes parecían invisibles.
Durante ocho meses mi reloj estuvo parado. No fui quien soy hoy, no fui quien seré mañana.
Hoy, un día como cualquier otro mi reloj comenzó a andar. Y ya no pude parar; había un camino por donde andar y miles de almas que aguardaban por mi.
Hoy el reloj que te esperó ya no te espera más, hoy el camino marcado va por buen lugar. A pesar de todo puedo soñar y estar con personas que pueden volar.


Escrito hace 3 años para el hombre que cambió mi vida, que llegó mucho más profundo en mi corazón que cualquier otro. Ese hombre que era como un padre, mejor dicho un padrastro. Pero que logró de formas inimaginables lo que muchos no pudieron.
Miguel, "chanchito", te dedico después de estos años las palabras que te escribí en ese entonces.
Me encantaría que me vieras hoy, realizada, echa una mujer, y que te sientas orgulloso porque era lo único que podías sentir por mi, gracias a Dios.
Espero estés donde estés te sigas acordando de mi, de nuestras charlas, chocolates, frases y psicología que solíamos usar.
Quiero que sepas que acá en mi corazón es donde más se te extraña, y que siempre hay un lugar que estará vacío hasta que nos volvamos a encontrar en las alturas del cielo.
Gracias por las grandes alegrías que supiste darme y SÉ que estás leyendo esto. Gracias por confiar en mi y ojalá nunca me abandones.

La clave de la felicidad


No. No nos conformamos con nada. Vivimos en una sociedad inconformista, por qué? porque siempre que teníamos algo, adquiríamos algo
que lo reemplazaba. Entonces vivimos pensando en que algo mejor reemplaza a lo viejo. Saben qué? funciona, porque algo mejor siempre reemplaza lo anterior, cubre lo que no cubría.
Pero acá viene la contradicción, porque lo peor de todo, es que nuestro "algo peor", para otra persona es su "algo mejor"
por qué? porque no sabe que tan mejores cosas pueden haber allá afuera...y se conforma con mi peor. Y eso, es lo que lo hace mejor.
Claro, es totalmente fácil saltar de una cosa mala a una buena cuando solamente tenemos los ojos tapados por lo que hacía nuestro "algo malo"
No nos conformamos con nada porque así somos desde siempre: queriendo y queriendo, soberbios, avaros...ciegos.
Siempre tenemos que buscarle el defecto ese a todo, siempre encontrándole un azulejo de mas al piso.
Y lo peor de todo, es que en esta sociedad, lo único que tenemos en mente, es evitar auto-desintegrarnos.

El ser humano, para evitar auto-desintegrarse se cubre por una capa imaginaria de energía creada por risas, como el estomago, que esta cubierto por una capa mucosa que hace que los ácidos no lo desintegren.
Las úlceras en el estomago se forman por una superproducción de ácidos gástricos, los cuales dañan a la capa que cubre el estomago.
Nuestras úlceras son un tanto distintas.
Si bien nuestra capa de risas se daña, es por una escasa producción de las mismas.
Cuando procesos de maltratos generan estas escazas reproducciones, se puede disolver la capa de energía produciendo un daño emocional semejantemente grave, conocido como depresión...
lo que puede ser mortal.


Nosotros definimos la felicidad en este caso como la medida justa que nuestra capa de energía necesita para mantenerse fuerte.
Cuando no nos conformamos con nada, con la capa de risas pasa lo mismo. Cada vez queremos ser más felices para aumentar nuestra capa, porque sabemos que podemos serlo.
A veces la gente no entiende, que conformarse con no ser uno de los demás tontos que andan por ahí afuera, es conformarse del todo.
Vivimos queriendo igualar o sobrepasar a la gente, por que? PORQUE SOMOS INCONFORMISTAS, y no nos conformamos con ser uno mismo.
Con soltar nuestra propia luz y valer por nuestros propios medios. Solamente vivimos de la mierda del otro, como una garrapata...como un parásito.
Somos todos parásitos del otro, somos todos equitativos, igualitarios y monótonos.
Yo creo que por un lado esta bien, pero todo llega a un limite...para que igualarnos si podemos ser mejores, escuche alguna vez.
Bueno, no es cuestión de quién es mejor o peor...Sino de quién sobrevive de esto.
Y con esto, espero descubrir quien es capaz de sobrevivir a cualquier cosa, cualquier critica y cualquier rebajada.
Me tienen todos podrida, hasta yo misma. Somos unos inconformistas, y por mi parte...decidí no servir así.
No hay cosa mejor que ser quien sos, para que tu capa nunca se disuelva. No hay nada mejor que sonreír por lo que tenes y no pedir por lo que únicamente querés como capricho. Podemos tener cualquier cosa, cualquier cosa…pero por lo general, tenemos algo que no nos llena, o que no es lo que queremos. En síntesis: tenes lo que querés, pero no lo que necesitas.
A veces ni vos mismo entendés tu propio cerebro. Y una de las veces es ésta.
Entonces díganme, ¿qué estamos haciendo ahora? Nada. Y te lo digo a vos, no hagas nada. Cuando uno no se conforma con lo que tiene, que queda del otro? nada.
Creo en los ojos, y en lo que dicen los tuyos, pero no creo que te cueste tanto mirarte hacia adentro.
O mejor, no se si te cuesta tanto dejar de mirarme por dentro, y empezar un poquito a ver que estamos haciendo mal. No me conformo con nada, porque no hacemos nada para conformarnos.

Listo, hasta acá llegue…Con poca energía y con mi capa de risas algo destruida(algo).Pero es lo que queda, me conformo, y ya sabemos, acá tenés la explicación a todo..Es evitar auto-desintegrarse

The closet


Por la ventana entraba una luz radiante que iluminaba toda la habitación y se reflejaba en el espejo, donde se podía observar todo lo que allí se encontraba: la pequeña cama, la mesa con el televisor y hasta la mesa de luz.
Junto al televisor, había un gran dibujo realizado años atrás por quién habitara el lugar. Probablemente de ese dibujo se pudieran deducir varios rasgos de su personalidad pero para ella no tenía importancia alguna.
Cuando entró en la habitación, el placard junto a la puerta estaba abierto y en él se podían apreciar centenares de ropas,todas ellas con un significado distinto y especial. No todas eran coloridas y vivas como se espera de una adolescente, también había colores oscuros  y apagados. Sobre el piso del placard había varios pares de zapatos, zapatillas y hasta ojotas.
Para cualquier persona ésta era tan solo una habitación con un placard ordenado y saturado, pero para ella cada cosa le traía un recuerdo distinto, un momento especial.
Sabía que tenía poco tiempo para elegir su vestimenta asique se apuró a ver que hallaba allí.
Al recoger la camisa rosada, sus cuadros le remontaron a la semana anterior, cuando junto a su pequeño primo había jugado en la gran plaza de la ciudad. Habían corrido y se habían revolcado tanto que la prenda había quedado totalmente llena de tierra. Al arribar a su casa, puso dicha camisa al lavarropas y se fue a bañar.
Ahora, la vestimenta se hallaba nuevamente en su placard, impecable como si aquello nunca hubiera sucedido.
La próxima cosa que halló fue un jean clásico, oscuro, que le quedaba bastante apetado pero le gustaba mucho. Podría decirse que era uno de sus favoritos, quizás el favorito.
El último uso que se le había dado había sido el viernes pasado en un cumpleaños. Se había llenado de nauseabundo olor a cigarrillo y además contaba con algunas gotas de alcohol que habían sido derramadas sin intención sobre él.Quizás de tanta diversión o tal vez se había tropesado con alguien o algo.
Sin embargo, el jean se encontraba intacto e imaginar que se le había dado tal uso era impensable.
El tiempo se le acababa y sabía que debía hallar la prenda perfecta para aquél día.
En un rincón del placard divisó, toda arrugada, la remera que había usado el día anterior con su novio. Él la había llamado para invitarla al cine y ella muy emocionada aceptó sin dudarlo.
Juntos habían recorrido la ciudad y luego se habían dirigido al pequeño pero cómodo cine.
Luego de usada, como todo lo anterior, la remera había ido a parar al lavarropas y ahora se encontraba allí nuevamente.
El tapado que estaba colgado junto con las camperas no se usaba hacía largo tiempo ya que los días eran calurosos y no era necesaria tal vestimenta. A pesar de ello, cuando la jovencita lo observó, éste le recordó cuando lo había usado años atrás junto a su hermano.
Viajó por largas horas hasta Buenos Aires para llegar junto a él y cuando llegó no se separaron ni un segundo. Ambos se querían muchísimo y deseaban disfrutarse el poco tiempo que estarían juntos. Como los días eran fríos y lluviosos, la pequeña muchacha usaba casi a diario dicha prenda.
Rápidamente volvió a dejar el tapado en su lugar y siguió buscando en la espera de encontrar algo adecuado para su humor y su día.
Al fin encontró algo que creyó justo para ese momento. Era una remera roja con un dibujo que contenía el rostro de "Hello Kitty". El contraste entre el color atrevido y sensual, y el dibujo infantil le parecio correcto y decidió colocarse dicha remera.
Pero aún le faltaba todo el resto de la vestimenta asique decidió seguir con su larga búsqueda.
Luego de indagar entre sus ropas y probarse muchas clases de pantalones, que le trajeron diversos recuerdos, encontró el jean perfecto.
Era un jean claro que le quedaba justo; ni muy apretado ni muy suelto. Entre su claridad se destacaban pequeños destellos de luz, como brillitos.
Lo había adquirido una tarde cuando paseaba comprando por la ciudad junto a su padre. En esa época la relación aún era sólida y se basaba en el amor. En cambio, ahora cada uno hacía su vida y casi no se comunicaban entre sí. Aquello la apenó mucho.
Este recuerdo le pareció tan conmovedor que decidió que ése sería su pantalón aquél día.
Aún debía buscar unas zapatillas o zapatos y un abrigo no demasiado caluroso para poder usar con una campera impermeable ya que afuera llovía en grandes cantidades.
Revisando entre sus pares de zapatos y zapatillas encontró unas botas negras con un pequeño taco que nacía del talón y terminaba en la mitad del pie. Al costado tenían un pequeño cierre que facilitaba la entrada de los talones y la punta del pie.
Aquellas botas le recordaron cuando cierta tarde junto a sus amigas se había escapado del colegio al que asistía y pasearon por el centro de la ciudad. Ese día, la joven mujercita llevaba las botas en su bolso para luego cambiarselas cuando saliera de la institución.
El recuerdo le pareció divertido y como las botas eran cómodas y se adecuaban a la temperatura, decidió usarlas aquél día.
Tan sólo le faltaba un ligero abrigo para poder usar dentro del lugar donde iría.
Entre distintos y coloridos buzos y sweters encontró uno que era sobrio, maduro y confió en que éste sería el adecuado.
Era un sweter negro clásico, no tenía nada en especial aparentemente, pero para ella si lo era.
Tal sweter no era usado hacía mucho tiempo y su último uso había sido una tarde de invierno mientras la joven tocaba la guitarra para un grupo de personas mayores que la escuchaban con atención.
Luego de haber elegido su vestimenta se decidió a salir de su pequeño lugar en el mundo para enfrentar el día que le esperaba.

No era uno de los mejores días. Afura llovía, todo estaba mojado y muy frío. Nicole odiaba esta clase de días, sin embargo, después de vestirse salió de su casa decidida. Sabía que iba a ser un gran día.

Un mundo sin dinero, ¿Es posible en nuestra sociedad?


Argentina es un país de Sudamérica. Tiene una población de aproximadamente 40 millones de habitantes y un gran porcentaje de pobreza.
Hoy en día, Argentina así como todo el mundo, se maneja a través del dinero. Trabajamos y estudiamos en busca del dinero que nos alimentará y nos dará el placer y las lujurias que estamos buscando. Estos pequeños pedazos de papel nos dan poder y mejores oportunidades en la vida. Siempre estamos buscando subir de clase o estatus social.
Pero el dinero no siempre existió; antes todo se manejaba con intercambios. Si miramos nuestro mundo de otra manera, podríamos ver que hoy en día es igual sólo que el dinero es el que nos hace interactuar. El mundo es una cadena de favores; alguien produce lo que comemos, alguien nos da electricidad, alguien nos educa, nosotros trabajamos para alguien y nuestro trabajo es útil para alguien.
El proyecto que presento es de una sociedad igualitaria donde todos tendríamos adquisiciones igualitarias. Un mundo en el que podríamos tener toda la misma educación, el mismo acceso a las tecnologías, bienes y servicios.
Si alguien produce algo para nosotros (ropa, luz, agua, alimento) nosotros le “retribuimos” el favor con nuestro trabajo (abogado, psicólogo, maestro, alfarero).
Lo que ofrezco es la abolición del dinero y la oportunidad de hacer de nuestra sociedad una sociedad más igualitaria. Podemos organizar una sociedad con igualdad de oportunidades.
Este sistema político-económico ayudaría al pueblo a tener una mejor situación económica.
Algunos servicios como “Telefónica”, “Repsol YPF”, “Telecom” y otros tantos más son de compañías extranjeras, sobre todos las compañías de petróleo y mineras. Entonces, antes de comenzar con este proyecto, se necesitará estatizar todas las empresas.
Cómo sabemos, el gobierno sabe exactamente cuánto dinero hay en el país. Todo este dinero debería ser depositado en el único banco del país. Para verificar que toda la gente hiciese eso, el dinero se contaría y se utilizaría para comprar las compañías extranjeras, para pagar la deuda externa y para la importación de ciertos productos.
El dinero obtenido por los locales dedicados al turismo y el dinero de las exportaciones sería depositado mensualmente y se seguiría usando para terminar con la deuda externa y para traer al país aquellos productos que aún no somos capaces de fabricar.
Pero por supuesto, habría problemas que se manejarían a través de diferentes comités divididos en; política, cultura, sociedad, economía, salud y educación.
Objetivos del proyecto:
· Crear una sociedad más igualitaria en la que todos pudiéramos vivir bien y con las mismas oportunidades.
· Tener mejores relaciones con los distintos países del mundo.
· Mejorar a la sociedad en general; en educación, cultura, deportes, música, salud, etc.
· Tener una sociedad más comprensiva y generosa.
· Ser más unidos entre los argentinos.
· Cambiar el pensamiento de la gente; todo puede cambiar y mejorar.
    Políticas del gobierno:
· No existe la propiedad privada.
· El gobierno invertirá (trayendo personas del exterior o incentivando al pueblo) en medicina, deportes (no sólo fútbol y tenis, sino también en deportes no convencionales hoy en día en nuestro país)
· Inmigrantes tendrían que depositar todo su dinero antes de ingresar al país.
· Los ministerios en la argentina serán; ministerio de trabajo, empleo y servicio nacional de salud, ministerios de ciencia, tecnología e incentivación productiva, ministerio de defensa, ministerio de economía y finanzas públicas, ministerio de agricultura, ganadería y pesca, ministerio de desarrollo social, ministerio de educación, ministerio de asuntos exteriores, comercio internacional y culto, ministerio de industria, ministerio de planificación federal, inversión pública y servicios, ministerio de justicia, seguridad y derechos humanos, ministerio de salud.